RETINO

GRAFÍA

La retinografía no es otra cosa que una foto de la retina. Existen varias formas de realizarla.

La forma mas moderna es a través de equipos automatizados (retinografos) que actualmente no requieren siquiera de dilatar la pupila (cámaras amidriáticas).

Su importancia radica en que con una buena fotografía se pueden seguir lesiones del fondo de ojos ya sea en la retina o del nervio óptico.

Si bien algunos equipos actuales tienen otras propiedades y sistemas de software de seguimiento de enfermedades como por ejemplo el glaucoma, son muchos los modelos disponibles y esto hace que a veces un paciente tenga estudios del mismo tipo, por ejemplo un OCT, pero de distintas generaciones, distintas marcas, distintas versiones de software, distintas bases de datos, etc.

Un equipo puede pasar de moda o ser reemplazado por uno mas moderno, una foto siempre se puede comparar con otra foto, independientemente de cual sea la cámara que la haya tomado. 

 

Además existen ciertas patologías (por ejemplo una miopía muy elevada) en que la mejor manera de registrar los datos es a través de una fotografía (los equipos modernos siguen teniendo sus limitaciones en estos casos).