HIPER

METROPÍA

La hipermetropía es un error refractivo. Cuando existe hipermetropía, los objetos distantes usualmente se ven claramente, pero los cercanos se ven borrosos. Sin embargo las personas pueden experimentan la hipermetropía en formas diferentes. Algunas pueden no presentar ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Otras, con hipermetropía considerable, pueden tener una visión borrosa a cualquier distancia, cerca o lejos. Éste es un desorden de los ojos relacionado con el enfoque de imágenes, no una enfermedad de los ojos. Se considera elevada cuando es mayor a + 3.00.

Causas de la Hipermetropía

Cuando hay una hipermetropía, el ojo es demasiado corto. Los objetos cercanos se ven borrosos porque las imágenes se enfocan más allá de la retina.

Al igual que la miopía, la hipermetropía es generalmente hereditaria. La mayoría de los niños son normalmente hipermétropes, sin embargo, no experimentan visión borrosa. Mediante el enfoque o acomodación de la imagen, los ojos de los niños pueden doblar los rayos de luz y colocarlos directamente sobre la retina. Siempre y cuando la hipermetropía no sea demasiado grave, los niños hipermétropes tendrán una visión clara para ver objetos a distancia y de cerca. A medida que el ojo crece y se alarga, la hipermetropía disminuye.

Síntomas de la Hipermetropía

Algunas señales y síntomas de la hipermetropía incluyen tener dificultad con las tareas de ver de cerca, como la lectura, tener la vista cansada, entrecerrar los ojos y tener dolores de cabeza.

La mayoría de los niños son hipermétropes, sin embargo, no experimentan síntomas de visión borrosa (ellos tienen gran capacidad de acomodación del cristalino). 

Diagnóstico de la Hipermetropía

Suele realizarse de manera simple a través del autorrefractómetro (instrumento que nos indica los problemas refractivos en el ojo).

En algunos casos, generalmente en gente joven o en niños (gran capacidad de acomodación del cristalino), el autorrefractómetro no nos indica el verdadero valor de la hipermetropía por lo cual debemos utilizar gotas para dilatar la pupila y "paralizar" (cicloplejia) los músculos del cristalino para así poder medir la hipermetropía "oculta". 

 

Tratamiento de la Hipermetropía

Anteojos o lentes de contacto son los métodos más comunes para la corrección de los síntomas de la hipermetropía.

En otros casos, las personas pueden optar por corregir la hipermetropía con LASIK u otra forma similar de cirugía refractiva. Estos procedimientos quirúrgicos se utilizan para corregir o mejorar su visión mediante la remodelación de la córnea, o la superficie frontal del ojo, ajustando efectivamente la capacidad de enfoque del ojo.

No hay evidencia científica suficiente para sugerir que los ejercicios para los ojos, vitaminas o píldoras puedan prevenir o curar la hipermetropía.

No hay un mejor método para corregir la hipermetropía. La corrección más adecuada para usted depende de sus ojos y su estilo de vida. Hable sobre su estilo de vida con su oftalmólogo para decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz para usted.